Por 60 horas puedes ser mediador. Regulación de la mediación familiar privada en Navarra

Recientemente se ha publicado el borrador del Decreto Foral que regula el servicio de mediación familiar en Navarra para presentar alegaciones.

De su análisis me surgen varias reflexiones pero sobre todo me preocupa el vacío en la regulación de la mediación privada en nuestra Comunidad hasta que no se desarrolle normativa al respecto, ya que como reza la disposición adicional única del decreto, las personas mediadoras privadas, serían reconocidas por parte de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra, únicamente en atención a su calidad y no especifica nada sobre cómo se mide esa calidad ni la formación específica que debe tener una persona mediadora privada para ejercer como tal.

Del mismo modo que se exigen una serie de requisitos para ejercer la mediación en la Administración Pública, deberían exigirse para el sector privado. En Navarra tenemos que asegurarnos de que todos los profesionales privados que ofrezcan servicios en esta materia sean realmente personas cualificadas con una formación específica y unas aptitudes personales concretas. No podemos permitir que cualquier persona que lleve a cabo un curso de 60 horas de mediación civil (nombro este caso concreto porque lo he visto con mis propios ojos) se autoproclame mediadora y pueda ejercer dicha profesión.

Si al desconocimiento generalizado de la medicación en la sociedad le sumamos el intrusismo de personas no cualificadas que quieren ejercerla, se nos presenta un panorama complicado a todos los profesionales que luchamos día a día para garantizar una práctica de la mediación profesional y de calidad. 

Por mi parte, he presentado las alegaciones pertinentes sobre el borrador, espero que con el apoyo de otros compañeros de la profesión se consiga ejercer presión y se modifique este punto del Decreto Foral.

Nos seguimos encontrando…

Centros de salud y mediación

Paso a paso y en la medida que puedo lucho contra el mayor enemigo de la mediación: el desconocimiento. Últimamente hemos librado varias batallas y este post trata precisamente de una de ellas.

Gracias a la Comisión de Docencia del Centro de Salud de la Rochapea (Pamplona) he tenido la oportunidad de dar a conocer la mediación familiar a unas 40 personas trabajadoras de este centro, evidentemente todas ellas profesionales del mundo sanitario. La charla informativa La Mediación Familiar como sistema de prevención y resolución de conflictos que repercuten en la salud del individuo, familia y comunidad” ha tenido como objetivo explicar qué es la mediación, qué temas atiende, a quién va dirigida, qué ventajas tiene frente a los procesos contenciosos y cómo se puede derivar al servicio público de mediación familiar,  pero sobretodo se ha centrado en exponer cómo repercute en la salud física y emocional de las personas. Además, se ha hecho especial hincapié en trabajar los conflictos desde la prevención para no permitir que éstos se agudicen y afecten en mayor grado a la salud de las personas.

Por lo tanto, ha sido una charla específica y personalizada para los profesionales de la salud para que puedan prescribir la mediación desde el conocimiento cuando estimen que sea necesario. El interés por el tema se ha extendido y rápidamente otro centro de salud, concretamente el Centro de Salud de San Juan (Pamplona), me ha pedido que impartiera la charla entre sus profesionales. En este caso también ha sido un éxito de asistencia.

En ambas sesiones destaco el gran interés que la materia ha despertado entre los asistentes así como el desconocimiento generalizado de la mediación. Sin embargo la empatía por parte de los dos grupos con la materia ha sido palpable en todo momento dado que tanto los profesionales de la salud como los mediadores trabajamos con, desde y para las personas.  

Antes de cerrar este post, quisiera agradecer una vez más a las Comisiones de Docencia de ambos centros de salud la oportunidad que me han brindado para seguir con mi labor de difusión de la mediación. Grano a grano se forman largas playas.

Nos seguimos encontrando…

Escuelas de Familia del Plan Moderna: un proyecto prometedor.

El Plan Moderna es un plan estratégico a medio y largo plazo del Gobierno de Navarra que impulsa el cambio de modelo de desarrollo económico en la Comunidad hacia una economía basada en el conocimiento y centrada en las personas. Dentro de la apuesta que el Plan hace por la Educación, el Talento y el Capital Humano se encuentra el proyecto de las Escuelas de Familia Moderna en el cual he tenido el privilegio de colaborar como formadora.

El objetivo de este proyecto impulsado por el Departamento de Educación es preparar a padres y madres como formadores en competencias de esfuerzo, cooperación, responsabilidad, autonomía, respeto, aprendizaje continuo, creatividad y asunción de riesgos, entre otros, para poder orientar a sus hijos reforzando estas destrezas y valores.

El primer curso, celebrado entre el pasado mes de mayo y principios de este mes en la Casa de Cultura de Burlada, se ha dirigido a padres y madres con hijos e hijas de 11 a 14 años y ha sido un éxito rotundo tanto en metodología y desarrollo como en participación. Las sesiones, organizadas en grupos de 20 personas, se han caracterizado por el dinamismo y la participación y dada la buena acogida que han recibido no me cabe la menor duda de que se repetirán para dar la misma oportunidad a otras familias que estén interesadas.

De nuevo, otra experiencia como formadora la mar de gratificante, en esta ocasión de la mano del área Sección de Participación Educativa, Atención al Profesorado y Convivencia del Departamento de Educación del Gobierno de Navarra.

Nos seguimos encontrando…