QUÉ ES
CARACTERÍSTICAS
¿A QUIÉN VA DIRIGIDA?
VENTAJAS

 

 

 

¿Qué es?

Es un procedimiento cooperativo de prevención y resolución de conflictos entre los miembros de una familia, que trata de abrir vías de comunicación constructiva entre las personas implicadas y contribuir así a la mejora del entendimiento entre ellas y a la consecución de unos acuerdos satisfactorios y duraderos para todos y todas.

¿Qué no es la mediación?

No es terapia, pero es, en sí, “terapéutica”, ya que trabaja con las emociones. No es una consulta jurídica, pero se tratan temas jurídicos.
No es un servicio de orientación, pero se habla de pautas y, por lo tanto, orienta.
No se trata de tramitar, ni de gestionar, pero se informa sobre trámites y gestiones.

La persona mediadora conoce las herramientas de todas estas disciplinas, además de las suyas propias, y las pone al servicio del proceso de mediación del que ella es responsable, con el objetivo de la mejora de las relaciones y de la consecución de unos acuerdos que satisfagan a todas las partes.

 
 
 

Características de la mediación familiar

Es un proceso voluntario y totalmente confidencial. Por encima de todo respeta a la persona y a su diversidad.

Se tienen en consideración las necesidades de todos los miembros de la familia, especialmente las de los hijos/as.

Promueve un clima de cooperación y respeto mutuo entre las partes implicadas.

Los mediados/as se comprometen a no entablar acciones legales contenciosas y/o a suspender las existentes durante el proceso de mediación, ya que su objetivo es conseguir un acuerdo consensuado.

> Principios de la mediación familiar >> PDF

 
 
 

¿A quien va dirigida?

A parejas que hayan decidido separarse o divorciarse, a las que estén en trámites de separación o divorcio, a las separadas o divorciadas para modificar total o parcialmente los acuerdos existentes en ese momento, o a aquellas que se encuentran en el primer año tras el divorcio y necesitan un acompañamiento para realizar ese tránsito:

  • Ejercicio de la patria potestad.
  • Custodia de los hijos, individual o compartida.
  • Pactos de relaciones familiares: reparto del tiempo, relación y comunicación de padres e hijos, nietos y abuelos, etc.
  • Pensión por alimentos.
  • Pensión compensatoria.
  • Gastos extraordinarios.
  • Reparto de los bienes comunes.
  • Todos aquellos aspectos importantes relativos al futuro de los padres e hijos/as.

A personas con problemas de convivencia familiar ya sea con la pareja, hijos, padres, hermanos, abuelos o cualquier otro miembro de la familia:

  • Malos entendimientos, mala comunicación.
  • Afrontamiento de las diferentes etapas del ciclo vital de las familias (llegada del primer hijo, nido vacío, jubilación, herencias, cuidado de personas mayores, etc.).
  • Acoplamientos y ajustes familiares en nuevas familias y familias reconstituidas.
  • Situaciones conflictivas entre padres e hijos adolescentes.
  • Toma de decisiones en situaciones conflictivas relacionadas con el ámbito de la dependencia y/o la discapacidad.
 
 

Ventajas de la mediación familiar

Ayuda a las parejas y familias a resolver los conflictos desde el diálogo y la comunicación, de forma pacífica, evitando que se estanquen.

Disminuye la hostilidad entre las partes y facilita o restablece la comunicación favoreciendo la toma de decisiones.

Entrena a la pareja y a la familia en la negociación, durante el proceso y para el futuro.

Permite a las personas gestionar sus propios acuerdos, devolviéndoles la responsabilidad sobre los mismos.

Dichos acuerdos se producen por decisión conjunta de las partes en conflicto (sin imposiciones externas) y se adaptan a las necesidades particulares de cada familia (acuerdos realistas), alcanzando así un alto grado de cumplimiento.

Respeta la privacidad, sólo tienen acceso a la información acerca del conflicto y sus causas los interesados/as y la persona mediadora. Sólo el acuerdo trasciende a terceros.

Favorece la corresponsabilidad de los padres y las madres y de este modo previene posibles respuestas negativas en los hijos e hijas posteriores a la separación de los padres.

El proceso es más rápido que la vía judicial y disminuye el coste económico y emocional que ésta supone.

Dota a las familias y sus componentes de los conocimientos, habilidades y estrategias necesarias para poder abordar correctamente las diferentes etapas del ciclo vital (llegada del primer hijo, nido vacío, etc.).

Ventajas de las rupturas consensuadas frente a las contenciosas >> PDF

 

 

MEDIACIÓN FAMILIAR

QUÉ ES
CARACTERÍSTICAS
¿A QUIÉN VA DIRIGIDA?
VENTAJAS

MAGALY MARRODÁN

CUALIDADES PERSONALES
CURRICULUM
FOTOS DESPACHO
CURSOS Y PONENCIAS DESTACADAS

SERVICIOS

MEDIACIÓN FAMILIAR
PREVENCIÓN DE CONFLICTOS
ACOMPAÑAMIENTO FAMILIAR
MEDIACIÓN ESCOLAR
FORMACIÓN EN CENTROS EDUCATIVOS
MEDIACIÓN ORGANIZACIONAL
MEDIACIÓN COMUNITARIA
FORMACIÓN DE PROFESIONALES

COLABORADORES

BLOG

CONTACTO

EXPERIENCIAS

Política de cookies

Linkedin